add wishlist add wishlist show wishlist add compare add compare show compare preloader
Barriles para cerveza

¿Qué tipo de barriles hay para cerveza?

por David Varela Naranjo December 05, 2022 Blog: Diario cervecero

Seguro que alguna vez te has fijado en los barriles de cerveza que se ven en los bares. Y si transitas muchas cervecerías, te habrás dado cuenta de que en algunos casos pueden ser muy diferentes ¿Por qué? No es solo una cuestión estética. Cada formato responde a unas necesidades concretas que a continuación vamos a explicarte para que puedas identificarlos la próxima vez.

El barril de acero inoxidable, un clásico de la industria cervecera. Probablemente sea el más extendido, el que encuentras en la mayoría de bares y restaurantes. Hay dos tipos básicos: los europeos (anchos y bajo) y los DIN (estrechos y altos). Ambos barriles los encuentras en tamaño de 20, 25, 30 y 50 litros, si bien el modelo europeo está disponible en 16 litros. También está la versión cask del barril metálico que se utiliza para los estilos ingleses poco carbonatados.

Barriles para cerveza

También de acero inoxidable es el barril tipo Cornelius o Corny. Similar a los barriles de acero inoxidable europeos, pero guarda una diferencia sustancial: la toma desde la que se extrae cerveza está separada de la válvula por la que se inyecta el gas; no van por el mismo cabezal. Utilizan válvulas ball-lock o pin-lock para una conexión más rápida. Los barriles Cornelius se utilizaban para transportar refrescos en un inicio, pero hoy día son usados principalmente por cerveceros caseros, ya que permiten aplicar carbonatación forzada a la cerveza y tienen una obertura grande del barril para poder añadir dry-hop.

Por otra parte encontramos los barriles de plástico PET, que se han popularizado sobre todo con el desarrollo de la cerveza artesana y para la exportación. A su vez se dividen en desechables y reutilizables. Los barriles sin depósito interior solo se pueden usar una vez, con excepciones como el modelo Dolium.

Barriles de cerveza

Sin embargo, hay diferentes tipos de barriles de plástico en los que la cerveza no está en contacto con la pared exterior, sino que tienen una bolsa dentro (también de plástico PET) que asegura doble protección para la cerveza. El más utilizado y conocido es KeyKeg, el primero en fabricarlos. De esta manera evitamos que el contenedor exterior se degrade. Estas bolsas no son reutilizables. Se tienen que desechar, pero en algunos modelos de barril sí que se puede volver a usar como el EcoFass; solo hay que cambiar la bolsa.

Asimismo, el transporte de cerveza es cada vez más sostenible y algunos fabricantes apuestan por productos respetuosos con el medioambiente como, por ejemplo, EcoFass, EcoDraft, KeyKeg o EcoKeg; estos dos últimos 100% reciclables.

Por último comentar que también existen aunque cada vez se vean menos los barriles convencionales de madera, utilizados como cask. También hay, cada vez más extendido los tanques de servicio, que son la alternativa al barril pero utilizado con la misma finalidad, con la diferencia que almacenan 1.000 litros de cerveza. Como ves, cada tipo de barril ofrece unas características distintas en función de las necesidades del productor. La próxima vez que visites una cervecería y te asomes a la barra, ya podrás identificar el modelo que están utilizando.

Barriles para cerveza