Limpieza y mantenimiento de cerveza

El correcto mantenimiento de los tiradores de cerveza

En el mundo cervecero es bien sabido la gran importancia de una buena limpieza, esterilización y mantenimiento del material para la elaboración de la cerveza, pero no hay que olvidarse que el proceso no acaba con el embarrilado o embotellado sino con su dispensación en el bar, taproom, brewpub, etc. para el consumo por el cliente y esta última parte no siempre se le da toda la importancia que merece.

Por eso mantener limpias las líneas de cerveza es fundamental para que el producto que servimos no haya sido afectado por la suciedad y sedimentos de levadura durante el trayecto hasta su dispensación.

Limpieza y mantenimiento de cerveza

¿Y cada cuanto hay que limpiar las líneas? Nosotros recomendamos que mientras más mejor, pero hay que tener en cuenta que cuando se limpia siempre hay mermas que dependerá de la distancia de la línea y del serpentín, desde el barril hasta el grifo. Y también variará en función de la instalación, si los barriles están en cámara, la cantidad de cerveza que se sirve, etc.

Por lo tanto, en base a la instalación que se tenga habrá que decidir cuál es momento adecuado para hacer la limpieza de la instalación según lo que hemos comentado. Uno de los métodos más utilizados es mediante la tanqueta de limpieza ya sea plástica o de acero inoxidable, la función es como la de un barril y el sistema es muy práctico y sencillo. Siempre puedes consultar nuestro manual de instrucciones con tanqueta de limpieza.

El objetivo final es el de cuidar y asegurarnos que el producto que servimos mantenga la calidad y se sirva en las mejores condiciones, tal cómo le gustaría que se sirviera la cerveza al productos que tanto esmero puso durante su elaboración.

Limpieza y mantenimiento de cerveza

Artículo previo ¿Barriles metálicos o de bolsa? ¿Empujar con CO2 o con aire?
Artículo siguiente Ventajas de tu propio sistema de dispensación de cerveza