add wishlist add wishlist show wishlist add compare add compare show compare preloader
Cómo hacer kombucha en casa: guía paso a paso-Install Beer

Guía completa: Cómo hacer Kombucha desde cero

por David Varela Naranjo en June 29, 2023 Blog: Blog de dispensación de bebidas de barril a grifo

La Kombucha, una bebida fermentada llena de probióticos y sabor, ha ganado popularidad por sus beneficios para la salud y su delicioso sabor. Hacer Kombucha en casa es un proceso fascinante y gratificante. Esta guía te llevará paso a paso a través del proceso de elaboración de tu propia Kombucha, desde la creación de un SCOBY hasta la fermentación y el saborizado.

Historia de la Kombucha

La kombucha, una bebida fermentada conocida por su sabor único y beneficios para la salud, tiene una historia fascinante que se remonta a miles de años atrás. La historia de la kombucha no es solo la evolución de una bebida, sino también un reflejo de las tradiciones culturales y las tendencias en salud y bienestar. Desde sus orígenes en China hasta su popularidad en la cultura contemporánea, la kombucha ha mantenido su lugar como una bebida fascinante y beneficiosa.

Orígenes Antiguos en Asia

Se cree que la kombucha se originó en el noreste de China alrededor del 220 a.C. Era conocida como el "Té de la Inmortalidad" y se valoraba por sus supuestos beneficios para la salud.

Difusión por la Ruta de la Seda

La popularidad de la kombucha se extendió a través de la Ruta de la Seda, llegando a Rusia y Europa del Este. A lo largo de los siglos, se hizo conocida en estas regiones por su perfil de sabor distintivo y sus cualidades probióticas.

Redescubrimiento en el Siglo XX

Aunque la popularidad de la kombucha disminuyó durante los tiempos modernos, experimentó un renacimiento en la década de 1960, especialmente en Alemania, debido al interés renovado en alimentos y bebidas saludables.

Boom de la Kombucha en el Siglo XXI

En las últimas décadas, la kombucha ha ganado popularidad a nivel mundial como una bebida saludable y fermentada. Este interés se ha visto impulsado por la creciente tendencia hacia la alimentación consciente y sostenible, así como por el interés en la fermentación casera.

Innovación y Diversificación

Hoy en día, la kombucha se encuentra en muchas variaciones, desde sabores tradicionales hasta creaciones modernas con una variedad de infusiones y mezclas.

Conoce los ingredientes para hacer Kombucha

Ingrediente 1: Té

El té es la base de la Kombucha. Puedes usar té negro, verde, blanco o de oolong, según tus preferencias de sabor. El té proporciona los nutrientes necesarios para el crecimiento del SCOBY.

Ingrediente 2: Azúcar

El azúcar es esencial en el proceso de fermentación. Actúa como alimento para el SCOBY, que la descompone, reduciendo su contenido y transformándola en ácidos orgánicos beneficiosos. Puedes usar azúcar blanca, morena o incluso miel.

Cómo hacer kombucha en casa

Ingrediente 3: Agua

El agua es el solvente en el que se disuelven el té y el azúcar. Es importante que esté libre de cloro y otros químicos que puedan inhibir la fermentación.

Cómo hacer kombucha en casa

Ingrediente 4: SCOBY

El SCOBY (Symbiotic Culture Of Bacteria and Yeast) es el corazón de la Kombucha. Es una masa gelatinosa que fermenta la mezcla de té y azúcar, transformándola en Kombucha.

Cómo hacer kombucha en casa

¿Qué utensilios necesitaremos para preparar la Kombucha?


Utensilio 1: Frasco de Vidrio

Necesitarás un frasco de vidrio grande para fermentar la Kombucha. Asegúrate de que esté bien limpio y esterilizado.

Utensilio 2: Tela y Banda Elástica

Una tela transpirable y una banda elástica para cubrir la boca del frasco. Esto permitirá que la mezcla respire mientras evita que entren contaminantes.

Utensilio 3: Cuchara de Madera

Una cuchara de madera es ideal para mezclar el té y el azúcar, ya que no reacciona con los ácidos de la Kombucha.

Utensilio 4: Colador y Embudo

Un colador y un embudo serán útiles para filtrar y embotellar la Kombucha terminada.



Pasos a seguir con la preparación de Kombucha en casa


Paso 1: Preparar el Té

Hierve el agua y prepara el té. Añade el azúcar y mezcla hasta que se disuelva completamente. Deja enfriar a temperatura ambiente.

Paso 2: Añadir el SCOBY

Una vez que el té esté frío, transfiérelo al frasco de vidrio y añade el SCOBY junto con un poco de Kombucha de un lote anterior (o vinagre de sidra de manzana si es tu primer lote).

Paso 3: Fermentación

Cubre el frasco con la tela y asegúrala con la banda elástica. Deja el frasco en un lugar cálido y oscuro durante 7-14 días. La duración dependerá de la temperatura y de cuán ácido te guste tu Kombucha.

Paso 4: Saborizar y Segunda Fermentación

Una vez terminada la fermentación, puedes saborizar tu Kombucha añadiendo frutas, hierbas o especias y dejarla fermentar por unos días más para desarrollar carbonatación.

Saborizando tu Kombucha: Ideas Creativas


Kombucha de Jengibre y Limón

Para una Kombucha refrescante y con un toque picante, añade unas rodajas de jengibre fresco y jugo de limón a tu Kombucha antes de la segunda fermentación.

Kombucha de Sabores Frutales

Prueba con purés de frutas o trozos de frutas frescas para darle un sabor dulce y natural a tu Kombucha. Las bayas, los cítricos y las frutas tropicales funcionan particularmente bien.

Kombucha sin Azúcar Añadido

Aunque la Kombucha requiere azúcar para la fermentación, puedes optar por frutas para añadir dulzura natural sin azúcares añadidos. Esto dará como resultado una bebida ligeramente menos dulce pero igualmente deliciosa.

Manteniendo tu SCOBY Saludable


Cómo Hacer un SCOBY desde Cero

Si no tienes acceso a un SCOBY, puedes hacer uno usando Kombucha comercial sin sabor. Mezcla la Kombucha con té azucarado y deja que la mezcla fermente durante varias semanas hasta que se forme una capa gruesa en la superficie.

Cuidado y Almacenamiento del SCOBY

Mantén tu SCOBY en un frasco con un poco de Kombucha en un lugar fresco y oscuro. Si no vas a hacer Kombucha de inmediato, cambia el té cada pocas semanas para mantenerlo saludable.

Consejos para una Fermentación Exitosa


Control de Temperatura

La temperatura ideal para fermentar Kombucha está entre 24-29°C. Las temperaturas más bajas ralentizarán el proceso, mientras que las más altas pueden acelerarlo pero corren el riesgo de desarrollar moho.

Evitando la Contaminación

Asegúrate de que todos tus utensilios estén limpios y esterilizados. Evita usar metales que puedan reaccionar con la acidez de la Kombucha.

Observación y Ajuste

Observa tu Kombucha durante el proceso de fermentación. Si aparece algo de moho o un olor desagradable, descarta el lote y comienza de nuevo. La práctica hace al maestro en la elaboración de Kombucha.



Conclusión


Hacer Kombucha en casa es una experiencia gratificante que te permite experimentar con sabores y disfrutar de una bebida llena de probióticos. Con estos pasos y consejos, estarás bien equipado para comenzar tu aventura de fermentación y crear una deliciosa Kombucha casera.

FAQs


¿Qué es el SCOBY?

El SCOBY es una colonia simbiótica de bacterias y levaduras que fermenta el té azucarado y lo transforma en Kombucha. Es esencial para el proceso y se puede reutilizar o compartir.

¿Con qué podemos tomar Kombucha?

La Kombucha es una bebida versátil que se puede disfrutar sola o mezclada. Se puede combinar con jugos, hierbas frescas, o incluso usarse como base para cócteles innovadores. Su sabor ligeramente ácido y burbujeante hace que sea un excelente sustituto del refresco.

¿Qué tipos de sabores se pueden hacer con la Kombucha casera?

La Kombucha puede ser saborizada de muchas maneras. Algunas opciones populares incluyen la adición de frutas frescas o secas, como fresas, frambuesas, mango o piña. Las hierbas y especias como el jengibre, la menta o la canela también son excelentes adiciones. Incluso puedes experimentar con mezclas más atrevidas, como Kombucha de jengibre y limón o Kombucha de hibisco y lavanda.