Ir a contenido
Los mejores maridajes con cerveza para el verano | Install Beer

Los mejores maridajes con cerveza para el verano

La ingesta de cerveza se multiplica con la llegada de las altas temperaturas. El verano es la estación del año con mayor consumo de cerveza per cápita. En este sentido, el estío nos hace decantarnos por cervezas más ligeras, menos alcohólicas y, en definitiva, con un alto poder refrescante. Existen diferentes estilos que se ajustan a esta tipología, y que además mejoran de manera significativa con el adecuado maridaje gastronómico. Veamos algunas propuestas para combatir el calor.

Maridaje Cerveza

  • Lager rubias. Tanto si optas por una pilsen checa como por una helles alemana, hay una propuesta sencilla que combina a la perfección. Es muy fácil de preparar. Sobre unas patatas fritas, que pueden ser de bolsa o de sartén, agrega un chorrito de salsa Valentina -u otra salsa picante de corte mexicano- y exprime limón por encima. Resulta súper sencillo, y desde ya te advertimos de que es adictivo ¿Pero por qué congenian tan bien? La cerveza nos aporta dulzor de las maltas y amargor del lúpulo, mientras que picante, ácido y salado provienen de las patatas aliñadas. Tienes todos los sabores posibles en esta combinación.
  • Lager oscuras de baja graduación. En este epígrafe incluimos cervezas de estilo bock, dunkel y schwarzbier que no se excedan en el volumen alcohólico ¿Quién dijo que las cervezas oscuras son solo para el invierno? Por su carácter maltoso y limpio, estas cervezas son estupendas para maridar una parrilla. Combinan el caramelo y el tostado de las maltas con el ahumado de la carne y las verduras. El resultado de esta combinación es espectacular. Este sería un maridaje por afinidad, ya que no existe un gran contraste.

Maridaje Cerveza

  • Cervezas ácidas. Aquí tienes donde elegir: lámbicas belgas con o sin fruta, berliner weisse o sour modernas. El espectro de cervezas ácidas es muy amplio, y además ofrece posibilidades para todos los bolsillos. En este caso, un buen maridaje sería con algún tipo de fritura. Por ejemplo, en compañía de una ración de calamares a la romana. La acidez de estas cervezas permite “limpiar” la boca de aceite. De manera que el rebozado no llegará a saturar la experiencia.

Como puedes comprobar, las cervezas lager ofrecen unas posibilidades de maridaje muy amplias. En parte gracias a su perfil “puro” y libre de los ésteres y fenoles asociados a la alta fermentación. En paralelo, las cervezas ácidas también son un aliado contra los días de bochorno y combinan de maravilla con alimentos grasos ¿Te animas a probar alguna de las anteriores combinaciones?

Maridaje Cerveza

Artículo anterior Los mejores maridajes con cerveza para el verano (II)
Artículo siguiente ¿Qué es la cerveza artesanal?